Sean como pequeñas abejas espirituales, que llevan a su colmena sólo miel y cera. Que vuestra conversación llene toda vuestra casa de dulzura, de paz, de concordia, de humildad y de piedad.

NEWS

LA ORACIÓN EN FAMILIA

Hombres y mujeres misioneros: pequeñas propuestas concretas para involucrar a los hermanos más lejanos en la vida misionera de la Iglesia

[…]